Nuestro compromiso con Dios

Si me amáis, guardaréis mis mandamientos (Juan 14:15).

El año de nuestro compromiso con Dios

Este 2018, lo hemos declarado el año de nuestro compromiso con Dios. Ya que estar comprometidos, es reconocer que la vida cristiana no es solamente seguir las huellas de Jesús en esta vida como guía de una dirección; sino, que poder reflejar a cada paso en nuestra conducta las enseñanzas de Cristo que han marcado las vidas de millones. El compromiso con Dios nos hace disfrutar las bendiciones y beneficios; pero sobre todo aceptar las obligaciones y responsabilidades que esto con lleva.

Cuando cristo hizo la declaración “Si me Amáis, Guardad mis mandamientos” estaba dejando bien claro que espera de parte de nosotros un compromiso real, donde nuestras acciones demuestren con hechos lo que aceptamos de palabra.

Vivir bajo los mandamientos

El amor a Dios debe llevarnos a vivir bajo el marco de los mandamientos de Él, los cuales no son gravosos o pesados para practicarlos. Deberían de ser agradables para todos nosotros. El amar a Dios y a nuestro semejante como a nosotros mismos, no debería de costarnos poder cumplirlo; más bien, debería de ser una práctica cada día. Esto haría de nuestras calles y vecindades un mejor lugar para vivir.

Donde quiera que nos movemos muchos se hacen llamar cristianos, porque somos creación de Dios o asistimos de vez en cuando a una determinada congregación; pero, en honor a la verdad son muy pocos los que están comprometidos con Dios para vivir como Él dice que deberíamos de vivir.

Amigo lector, Dios quiere saber si le amamos; y la mejor manera de hacerlo es demostrarlo con hechos, guardando sus mandamientos. (COMPROMETIDOS)

Del escritorio del Pastor. 

Desde Sonsonate en El Salvador, tierra de bendición para las naciones