¿Quién se pondrá en la brecha?

«Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.» Ezequiel 22:30. (Versión Reina Valera 1960)

Una declaración triste de parte de Dios en Ezequiel, «busqué» denota un deseo de encontrar, localizar. Pero era como «buscar una aguja en un pajar» todos se habían corrompido al extremo.

Otra versión del mismo pasaje dice:
«Yo he buscado entre esa gente a alguien que haga algo en favor del país y que interceda ante mí para que yo no los destruya, pero no lo he encontrado Ezequiel 22:30. (Versión Dios Habla Hoy)

Eran tiempos difíciles los que vivió Ezequiel en Israel, Dios lo levanta en una época difícil pero con respaldo de Dios, para declarar verdades, y juicios a este pueblo rebelde. Dios estaba en busca de una persona que se pusiera a favor de su país, nación, pueblo o colonia.

Los días que nos habla la Biblia no son muy distintos a nuestros días,
pues la maldad ha aumentado al extremo a nuestro alrededor; en nuestros pulpitos no existe palabra de Dios con frecuencia, en la iglesia existe frialdad e indiferencia a las cosas sagradas. «…Y por haberse multiplicado la maldad el amor de muchos se enfriara» Mateo 24:12.

La iglesia debería tener la alternativa a este mundo, a esta comunidad, a la sociedad, y a nuestro país. Pero estamos entretenidos en pleitos, discusiones y otros que han desviado nuestra atención e intereses verdaderos y eternos. Nuestro propósito de ser luz y sal se ha ido desvaneciendo a través de los días y estamos sin cumplir la razón de ser de la iglesia.

La pregunta al inicio está en pie aun, Dios está buscando a alguien que se ponga en la brecha, que se pare en el camino y predique. Que esté dispuesto a hacer algo a favor de su país en este tiempo.

¿Quien ha de ser? ¿Puedes ser tú? ¿Quién quiere marcar la diferencia?

Del escritorio del Pastor.

Desde Sonsonate en El Salvador, tierra de bendición para las naciones