El designio de Dios para ti

Pero si él determina una cosa, ¿Quién lo hará cambiar? … Él, pues, acabará lo que ha determinado de mí… (Job 23:13,14).

Palabras que brotan de los labios de un hombre, que está siendo confrontado por sus amigos ante una realidad inexplicable de desdicha y asolamiento; todos los razonamientos humanos no respondían a la pregunta ¿Por qué? Y si lo hacían se llegaba a una conclusión errónea de la razón o causa de la situación.

Cuantos hoy en día nos preguntamos ¿Por qué nos suceden tantas cosas sin explicación? o sin razón, pero Dios tiene planes para cada uno y aun que no entendamos las cosas en estos momentos debemos reconocer como Job que Dios tiene propósitos para todo.

De la experiencia de Job aprendemos que Dios es soberano y quien podrá objetarle a él o cuestionarlo por sus actos; pero a la vez aprendemos que todos sus actos tienen propósito definido, con cada individuo. Para el hombre común que observa trabajar al alfarero en la arcilla, podrá parecerle un caos lo que aquel maestro tiene en sus manos; pero al final, vera la obra terminada y se dará cuenta que todo aquello que a simple vista no podíamos observar, en la mente y corazón del maestro ya eran una realidad.

Para edificar nuestras vidas debemos saber que todo lo que hoy no podemos comprender de la obra de Dios en nosotros, un día si lo entenderemos. Hoy basta con creer que Él tiene un propósito y el control de todo acontecimiento alrededor de nosotros.

ESTA ES PUES, NUESTRA CONFIANZA; QUE LO QUE DIOS COMIENZA LO TERMINA.

Del escritorio del Pastor.

Desde Sonsonate en El Salvador, tierra de bendición para las naciones